Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 7 de diciembre de 2014

Matame.

Unos dedos suaves juguetean en mi vientre.
Se encoge.
Los escalofríos hacen que mi espalda se corve.
Calor. 
Los dedos suben y juegan. 
Más escalofríos.
Calor. Más calor. 
Muerdo mi labio inferior. 
Tu cálido aliento en mi piel, erizándome.
Sube por mi pecho, a mi cuello.
"Eres mía."
Se arrastran los susurros por mi oído. 
Lato más y más fuerte.
Intento volver las tornas y mis muñecas están sujetas por tus manos.
"Aquí solo juego yo."
Un escalofrío y más calor. Muerdo tu labio.
Nuestras bocas luchan, tu mano comienza a jugar con mi pelo. 
Ahora yo sujeto tus muñecas sobre tu cabeza. Nuestros cuerpos se tocan, rozan. Erizan. 
Me acerco a tu oído y te susurro tras morderte la oreja.
"Ahora, me toca a mi"
Bajo con mi boca recorriendo cada rincón de tu torso desnudo, sintiendo cada latigazo de tu espalda y tu cadera que me reclama.
Llego a tus caderas... Paro.
Te sonrío mientras tu muerdes tu labio. Intentas levantarte y muevo la cabeza para decirte que no.
Respiro suavemente sobre ti, noto latir tus caderas, su calor..
Mis manos acarician y finalmente se sumergen en ti. 
Acelero poco a poco.
Te siento arriba y abajo, te noto jugar con mi mano. 
Sonrío de nuevo, bajo la sonrisa y mi lengua te hace subir y subir tus caderas.
Tu cuerpo se corva cada vez más.
Noto tu respiración. Entrecortada. Acelerada. Excitada.
Estrangulas mi mano. Gritas. 
Tu cuerpo se relaja. Levanto la vista y susurras entre sofocos.
"Ahora te voy a hacer morir a ti."

No hay comentarios: