Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 15 de junio de 2010

Tu desnudez bajo mis plumas

Intento recordar algo, algo sin más. Abro los ojos con dificultad y me doy cuenta de que algo me pesa en la espalda. Me giro y veo algo blanco, que se mueve, que se mueve a mi voluntad. Un momento, son dos. Espera, tienen plumas. ¡¿Porqué tengo alas?!


No me da tiempo a pensar más.

Oigo algo caer a la tierra que piso, miro al cielo y veo algo caer, sangrante, una gota de sangre me golpea en la nariz.

Abro mis alas y vuelo hacia ti, sin saber aún muy bien como hacerlo. Cuando aún solo he subido un par de metros ya te tengo en mis brazos. No estoy acostumbrada a tu peso, caigo casi dos metros y desciendo lentamente con tu cuerpo desnudo empapado en sangre hasta tocar suelo. “¿Qué te ha pasado?” te pregunto inocente, sin advertir tus heridas en la espalda. “Sólo fui generoso con algunas personas y mis alas fueron cortadas para dárselas a ellas”. Yo, tan lúcida como siempre pregunté “Entonces… ¿eres un ángel?”, “un angel caído me temo” respondiste con una media sonrisa.

Tras un largo tiempo de silencio, tu con los ojos cerrados en mi regazo, apoyado en mi y con mis alas protegiéndote te dije “Pero... ¿Valió la pena?” y tu solo respondiste “lo sabremos si sacas partido a esas alas”.

No hay comentarios: