Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 24 de mayo de 2011

Ayúdame, ayúdote

Dos días que la soledad es mi compañera.
Dos días que me siento palillo de madera en el suelo de un bar.
Dos días que me siento h en el castellano hablado.
Dos días que siento el frío suelo de la habitación aislada.
Como la lágrima contenida por mi pómulo descendente.

Me siento abandonada, como una taza de té a la que solo le quedan los posos.
Me siento tan querida, como los restos de comida que no se come nadie.
Solo busco que alguien me apriete fuerte entre sus brazos, que me hagan de fortaleza.
Solo busco que me tiendan la mano para salir del fondo del pozo.

Sé que estás ahí.
Sabes que te necesito.
Solo debes darte cuenta de que existo.
Y sólo te dejaré hacerlo cuando me dejes que te ayude a ti.

No hay comentarios: