Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 2 de enero de 2011

Hoy. Un día más.

Hoy, un día más en el calendario. Hoy, un día más que da dos vueltas al reloj. Hoy, un día más que paso con mi gente. Hoy, un día más que paso sin millones de personas. Hoy solo es hoy. Hoy es un día más.
Un día más donde la misma mierda se acumula, se cambia y se transforma, pero nunca desaparece.  Un día más en el que mis ojos se mantienen secos, mi piel intacta, mis nudillos suaves, mi alma inerte, por inercia, como todo. Qué más da. Qué más da si todo va a seguir igual. Habrá hambre. Esclavitud. Injusticia. Egoísmo. Problemas que nos quiebren la cabeza porque aún sin solución no nos rendimos. Solo es un día más. Todo se repite. Los ladrones seguirán siendo ladrones. Las putas seguirán siendo putas. Los pobres seguirán siendo pobres. Los que no tienen suerte no la podrán recuperar porque nunca la han tenido. Un día más con los pulmones y el corazón ardiendo. Un día más que cerrar los ojos solo es un intento de escapar. 
 No nos engañemos. Siempre habrá la misma mierda. Hasta las personas, mierda, aunque en la mierda se puedan encontrar hasta diamantes. Qué más da ayer que hoy. Qué más da. Solo es un día más. Un día más sin ti. Un día más sin cariño. Un día más. Un día más sin lo único que me hacía sonreír de solo pensarlo. Un día más sin Orión en el firmamento.
Un día más que el mundo me esconde la sonrisa. Un día más. 

No hay comentarios: