Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 14 de noviembre de 2010

A través de la piel.


Necesito mi dosis.
Mi piel absorbe tu cocaína.
Piel con piel se absorbe mejor. Latidos que bombean tu droga hacia mi interior.
Cierro los ojos y sangro por la nariz, recordando el sabor de tu droga del tiempo en el que me lo pasabas de boca a boca.
Tus labios desprenden cristal. Tus dedos, éxtasis.

Más, cual niña pequeña, cual drogadicta sin dinero, quiero más.

Ahora mi rehabilitación me hace feliz. O eso me hago creer. Intentando sonreír mientras por dentro lloro.
Gritos de liberación ahogados contra los dientes de mi sonrisa.

No hay comentarios: