Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Amo cuando la sangre baja por mi piel.




Tengo un dolor que explota mis venas, que late en aullidos y tiene el color de la amargura.

Abro su ruta a la libertad y la hago de guía, para que su onda expansiva lo aleje de mi, con una cuchilla afilada aflora latiendo brillante.

Metal de mi libertad, acero de mis deseos, que me ayuda a librarme de ese dolor que quema.
Solo un poco más. Un centímetro y me habré pasado. Pero ahora estoy en el limbo, sintiendo latir mi piel.
Liberándome.
Dejando volar temporalmente mi alma.
Dejando que la sangre baje por mi piel, caliente.

No hay comentarios: