Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

martes, 13 de diciembre de 2011

Lejos

     Y te miré. Tu cuerpo desnudo guardado en mi cama, esperando que el mio le hiciera compañia. Te miré. Ahí estaba tu sonrisa, y tus párpados cerrados. Bajo las sábanas te abracé, y tu piel chispeó al contacto.

  - Estás fría... - sin borrar esa sonrisa de tus labios.

  - Lo sé, - te besé la espalda.- pero ya volví. Esta vez no fui tan lejos.

  - Para mi fue demasiado. - Y me agarraste la mano con fuerza.

   E, inconscientemente, mi cara esbozó una sonrisa...


lunes, 28 de noviembre de 2011

Paseo nocturno

Negándose a admitir lo que late, el poeta sale a las oscuras calles iluminado por las luces naranjas de las farolas. Su abrigo no quita el frío que hoy tiene dentro. Su frío es diferente, es frío de alma. Las calles están frías y húmedas, podría ser pleno agosto, que él no lo notaría.

Ensimismado en sus pensamientos callejea hasta por calles en las que tiene que ladearse para pasar de su estrechez. Los ladrillos de las casas le arañan la cara. Callejones tan angostos y poco iluminados que no se sabe si tienen salida.

Muerde sus palabras entre los dientes, negándose a plantearse si quiera lo que siente. Hace cerrar los párpados lentos, con fuerza, intentando que las luces no lleguen a sus retinas.

La mente en blanco del poeta le hizo caer de espaldas en la pared más cercana, derrumbado. Había dejado de pensar tanto que ni siquiera podía sostenerse sobre sus piernas y seguir caminando.

Se queda sentado en el suelo de aquél frío, húmedo y oscuro callejón por donde ya nadie pasa. Y ahí seguirá, hasta que alguien vaya a buscarlo.



miércoles, 16 de noviembre de 2011

Déjate llevar

Te cogí la mano y te dije:

- Déjate llevar.

- ¿A dónde me llevas, pequeña?

- ... No importa donde lleve el camino que llevemos, solo importa que acabará donde queramos estar, y que cuando acabe, hayamos disfrutado del camino.

- De la mano.- Sonreíste.

martes, 15 de noviembre de 2011

Luces naranjas

Las luces naranjas se reflejaban en el vaho de tu boca. En los charcos del asfalto. Hacía frío. Temblabas.

- Ponte mi chaqueta pequeña, no quiero que cojas frío.

- No…

- ¿Qué pasa? ¿Tienes acaso miedo de que luego huela a ti cuando la lleve yo puesta? No tengas miedo de eso, para mí es un regalo. – Sonreí.

Tu cara se iluminó. Mientras te ponía la chaqueta solté el humo de mi boca, y parecía vaho. El humo calentaba mis pulmones y tú mi corazón.

lunes, 7 de noviembre de 2011

Espiral


Bucle infinito de mente y ente. Late en mi ser dando vuelcos, curvando mis vértebras.   
Cierro los ojos, muerdo mi piel. Caigo en una espiral hacia el vacío que antes ubicaba en mí,  de cabeza.  Deseo verme estallar por dentro, reventando dermis.  Gritar hasta llenar el vacío de sonido vibrante que reviente hasta mis tímpanos.

Luego, reconstruirme a cámara lenta y que se vaya formando poco a poco mi sonrisa.  Ardo por dentro pero por fuera estoy helada. Mis ojos no expresan nada, se quedaron mudos.  

Sonrío al vacío, me dejo llevar por él. Mi vista se nubla…  

¿Me deshago?

¿Me venciste?

domingo, 30 de octubre de 2011

I'm afraid



Tengo miedo de que rompas aún más mis esquemas, que me hagas saltarme las normas que yo misma me he autoimpuesto. Nunca pensé que fuera posible, pero tengo miedo de perder el control. Que todo de lo que estaba segura se me escape como humo entre los dedos.
Tengo miedo a perderme entre el humo blanco y no encontrar la salida.
Inestabilidad.
Quizás todo termine bien y esto se quede en un mal recuerdo. Quizás hasta merezca la pena. 
Ahora solo me queda disfrutar del desequilibrio y un futuro ciego.

viernes, 21 de octubre de 2011

Subconsciente


      Los sueños llegan a un punto que la memoria no los digiere. En que el subconsciente se apodera de la mente y del cuerpo y juega con ellas como un titiritero. El subconsciente es cruel con quien le evita y amigo de quien le cuida y le respeta. Él me ayuda a alcanzar metas que escapan del alcance de mi consciencia, utopías de mundos que nunca existirán. Todo sucede en mi mente, pero lo hace tan real que es casi divino.

      El sueño del ser humano es tan intuitivo como el doble latido de un corazón. Si no lo piensas y dejas hacer el trabajo al subconsciente lo hará por ti, como el respirar. 

      Aletea una mariposa entre mis párpados y en mis oídos. La cuenta atrás ya ha empezado. Me dejo caer al vacío de espaldas, disfrutando cada gramo del viento que silba en mis oídos. Sin ser consciente de si caeré sobre algo en algún momento. Sonrío. Es mi momento, mi libertad.

viernes, 12 de agosto de 2011

Contrarreloj

3, 2, 1 Empieza la contrarreloj.

Rompe las correas. Revienta el muro. Huye. Rompe tu camisa. Salta vallas. El asfalto quema tus pies. Trepa muros de hormigón. Abre la boca. Saliva. Traga. Muerde. Enseña dientes. Grita. Tensa tus músculos. Salta al edificio contiguo. Frena al bordillo, respira. Mira la ciudad muerta.
Descuélgate. Sigue corriendo. De muro en muro. No pares. Atraviesa el desierto. Llega hasta el abismo. Cierra los ojos. Coge impulso. Salta al vacío. La caída es eterna. 
Por fin eres libre. 





jueves, 4 de agosto de 2011

Live fast, die young and leave a good-looking corpse

Voy con prisas, ése es mi problema. 
Sigo lo que se dijo en la película de Knock on any door, vive rápido, muere joven y deja un cuerpo bonito. 
Todo lo quiero exprimir al máximo y como niña caprichosa, lo quiero YA. 
Doy pasos bruscos, me exijo demasiado y me frustro rápido. Vivo intenso. Soy muy bestia, muy brusca, lo intento todo a la fuerza. Hasta beso brusco, con ansiedad. Lamo mis heridas hundiéndolas de la fuerza. 
Temo que todo se acabe demasiado rápido. Temo que se convierta en humo que se escapa entre mis manos. Temo que se me vaya de las manos. 
Me temo. 
Pero vivir lento es demasiado aburrido, ya lo he probado.

Freedom

Es como si de pronto todo mi ser formara parte del mundo.
Un par de sonrisas más, un orgasmo, un te quiero y todo sería perfecto.
Solo tengo que encontrar quien me sonría, quien me diga esas dos palabras y podría dejar mi cuerpo levitar hasta el nirvana.

Close my eyes and feel the wind. And feel the pleasure. And feel my smile. And I feel it.

Estallar como una supernova. A cámara lenta. A millones de años luz de distancia. Cegándoos.
Sonríe y vuela, pues solo tú eres la reina de tu destino.

miércoles, 20 de julio de 2011

Felicidades

Sonríe.
Sonríe, porque estando a mi lado, llenándome con tu sonrisa, has hecho que esté hoy aquí contigo. Porque este día es algo muy deseado por todos.
Sonríe porque todo lo bueno que tienes alrededor te lo has ganado a pulso.
Sonríe, por ver todas esas sonrisas mirándote dando todo lo que puedan para que respondas con una sonrisa.
Sonríe, por salir cada día a disfrutar de tu libertad con tus patines.
Sonríe, por ti más que por nadie. Porque llego el día en el que se acabó mirar atrás y en el que tienes que mirar hacia el futuro.
Sonríe, porque sonriendo estás más guapa. Sonríe, porque harás sonreír a tu F.A.M.I.L.I.A


miércoles, 29 de junio de 2011

El brillo vítreo de tus córneas contenidas


Y entonces lo vi.
Vi ese brillo vítreo en tus ojos, y
tras ello,
una lágrima caer.

Una lágrima
que hizo temblar al mundo
e hizo
que mi corazón diera un vuelco
y se quebrase.

Y aunque solo cayera una gota
fue suficiente
para expresar lo que tanto te costó ocultar,
lo que te hacía tanto daño
y no te dejaba ser
TÚ.

Para ti. Que nunca he dejado de quererte. Solo ha cambiado el sentido.

martes, 21 de junio de 2011

Capitulo 1

“Cierra los ojos princesa, hay cosas que nunca deberías ver”.- Dijo su padre por última vez. Lo siguiente fue un tulipán entre sus manos y el ruido de los coches frenar tras un golpe seco contra el asfalto nueve pisos más abajo.
Ése era el recuerdo que latía en tu hipocampo.  Ése recuerdo era el que revivías en sueños. Ése recuerdo era el que te atemorizaba. Sólo tenías doce años cuando esto pasó, y tu vida cambió por completo desde entonces.
Sabía que valorabas todo mucho más tras eso y que criarte teniendo a tu abuela como única familia hacía que la ampliaras fuera de tu casa. Yo era parte de esa particular familia y humildemente me enorgullecía de ello, por el simple hecho de que tú me hubieras invitado a ser parte de ella. Sin siquiera planteármelo. Tu vida es una montaña rusa de emociones, un tablero enorme perpendicular a un eje minúsculo e inestable.  Quizás por eso te amarres a mí, quizás mi capacidad para evaporarme sea lo único que lo perjudique, pero cierto es que, para bien o para mal, tu vida cambia a mi lado.
Siempre me sorprendió de ti, tu capacidad para sonreír, ser feliz y reír. Me encantaba tu sonrisa, porque daba la sensación de que lo hubieras hecho siempre. Todo parecía demasiado fácil a tu lado. Eras demasiado positiva, nunca lo entendí. Pero aún  así… me encantaba, casi tanto como el brillo de tu pelo al alejarte o tu mirada firme, aunque nunca miraras a los ojos.
-          Te quedarás con las ganas, me parece. – Me dijiste cuando te lo comenté. Y yo sonreí, pensando que tardarías menos en hacerlo.

sábado, 11 de junio de 2011

DESAHOGO (no os deis por aludidos)

   El latir del lado posterior del cráneo me hace llorar mentalmente. Recordar y revivir cada vez que he llorado. Me hace recordar, que casi nunca fue por un buen motivo o un motivo claro. Me hace pensar que nunca debí alejar lo que quise de mí. Y aquí vuelvo a estar, sola esperando a la nada. Sola esperando lo que nunca llega. Siempre me quedo sola. Os odio a todos, me odio a mí la primera, aún así… soy la que os da todo lo que tiene sin pensar que me vais a morder, sin pensar que lo único que quiero es un abrazo sincero.


        Que os jodan. A mí la primera. Nadie se merece esto, no se lo recomiendo a nadie. Solo quiero evaporarme como el humo de un cigarro. Solo quiero dormir sabiendo que no estoy sola. Quiero huir. Soy de todos. No soy de nadie. Darme por muerta, escupir de los mil mares. Alejaos de mi o no os vayáis. No estaré aquí para siempre. Siempre soñé con ser efímera.

Gracias.


sábado, 28 de mayo de 2011

14 Octubre

Línea que dibujas en mis labios mortífera. Sangre que sientes con tus dientes, que aún los noto en mis latidos.


Salvaje de naturaleza dócil indomable. Besos de miel suave y cristal frágil.

Miradas de hielo. Miradas de lava. Miradas imantadas.

Llora, se que lo necesitas.

Ríe, se que lo necesitas.

Besa, se que lo necesitas.

Pura droga sin cortar me siento de la llamada de tus labios.

Lato y respiro para que tú me oigas. Me mofo de mis complejos cuando estoy contigo.

miércoles, 25 de mayo de 2011

Capítulo 0



Me miré los pies. Aquí volvía a estar, en la azotea con los pies colgado tras la cornisa. Exhalando el humo de mis pulmones.  Mis pies descalzos sentían en la piel el frío del viento de estar a siete pisos de altura.  
Cerré los ojos para oírte mejor.  Intentabas acercarte sin que me diera cuenta, pero era tarde y sonreí.  No oí tus pasos, oí tu corazón.
-          Tendrás que ir cambiando de lugar de reflexión. -Dijiste con una sonrisa en la cara mientras ponías tu temblorosa mano en mi hombro. – Este ya lo conozco.  Sé dónde encontrarte cuando te ocultas de mí.
-          Hay muchas maneras de ocultarse.- Dije alternando mi mirada entre tu rostro y mi mano humeante.
Si supieras como soy de verdad, nunca hubieras venido a buscarme. Saldrías corriendo.  Me quedo pensando todo esto mientas me hipnotizo con el bamboleo de mis pies colgando.  No he hecho nada para merecerte, nunca te merecí ni te merezco. Sonrío. ¿Cómo será mi otro yo para hacer que vengas tras de mi cada vez que huyo a mi madriguera?
-          ¡Oye! ¡Te estoy hablando! ¿Ya has vuelto a subirte a tu burbuja? –Asentí . –Pues ve bajando que tenemos que irnos.
Entonces cogí tu mano,  me besaste al final de la mandíbula y sonrojado y sonriente me puse las deportivas y bajé contigo.

martes, 24 de mayo de 2011

Ayúdame, ayúdote

Dos días que la soledad es mi compañera.
Dos días que me siento palillo de madera en el suelo de un bar.
Dos días que me siento h en el castellano hablado.
Dos días que siento el frío suelo de la habitación aislada.
Como la lágrima contenida por mi pómulo descendente.

Me siento abandonada, como una taza de té a la que solo le quedan los posos.
Me siento tan querida, como los restos de comida que no se come nadie.
Solo busco que alguien me apriete fuerte entre sus brazos, que me hagan de fortaleza.
Solo busco que me tiendan la mano para salir del fondo del pozo.

Sé que estás ahí.
Sabes que te necesito.
Solo debes darte cuenta de que existo.
Y sólo te dejaré hacerlo cuando me dejes que te ayude a ti.

lunes, 16 de mayo de 2011

Explotaré



Energía repartida por mi cuello, boca y brazos hasta mis manos que exhala y tensa.

Impotencia de un latir de cráneos al unísono.

Irrita el surgir de problemas como topos, por donde menos lo esperas y hasta debajo de las piedras. Cuando pierdes de vista uno, sin poder expulsar relajado el aire de mis pulmones, surge otro.

Miradas fugaces al pasado, sin olvidar ni perdonar y con el corazón y el alma parcheado. Palabras vacías que pronuncias y escuchas día a día. Sin querer. Sin pensar. Sin sentir.

Cerrar los ojos y mandar un beso al aire, por los sentimientos, los presentes y los pasados. 

Y dejar mi cuerpo vagar a la deriva, descansando.


viernes, 6 de mayo de 2011

Reflejo

Vidrios que hacen desnudas las almas, los gritos rotos y las sonrisas, gestos de ira.
Pieles que dicen más del pasado que del futuro. Que dicen más de lo que viene de dentro que lo de fuera.
Labios que versan mejor sellados que en movimiento.
Sonrisas tristes más sinceras que cualquier palabra fuera de un espejo.
En el reflejo mi mayor enemigo. En el reflejo mi mayor verdad.
Días enteros. Con las llemas contra el cristal frío del espejo, apretando la mano y llorándole a un reflejo. Es mi alma la que me mira y yo me asusto cual conejo, de solo verle los dientes a mi demonio mientras frunce el entrecejo.
Ahí está mi otra mitad que terminará por salir al mundo y destrozar todo lo que un día creé. De un solo coletazo.
Por eso a veces me pregunto, si ésta máscara tan débil, valdrá la pena.
Y en el reflejo. Mirada de las que asustan y dientes de los que se sacan.

:):

domingo, 10 de abril de 2011

Sensaciones

Caricia de una sábana en la piel desnuda.
Canciones de amor susurradas al oído.
El viento fresco en un día caluroso en un balcón de barrotes de forja.
El girar de un vinilo al reproducir esa canción que tanto echas de menos.
La sonrisa de un dibujo hecho por ti.
El tacto de las yemas de unos dedos a los que se les antojan teclas tu piel.
Espaldas que se me antojan lienzos.
Manos que te acarician el pelo casi sin que te des cuenta.
El tacto del papel de un libro nuevo o una pared con pintura lisa, tacto camiseta de algodón sobre tu piel.
Tu yema difuminando un carboncillo sobre el papel.
La mejilla contra la almohada fría.
Tocar con la yema de los dedos una cara como un circuito.
Las rodillas de una mujer.
Sonrisas sinceras sin dientes.
Repasar los labios suaves y tersos de ésa persona dormida.

viernes, 8 de abril de 2011

Mirada de hielo cargada de pasión sin dueño

Quiero mirarte a los ojos y ver una mirada limpia y transparente como el cristal, libre de historias a medio contar y besos como palabras atrapadas en labios mordidos.
Quiero que abras la boca y desveles mil secretos menos dos. Que cuentes lo que nunca se dijo. Que suspires los momentos que te dejaron sin aliento.
Quiero que inhales los cuellos que añores. Que muevas la nariz por cada vez que odiaste mi colonia.  Que la abras cada vez que te gustó.
Quiero que oigas mis susurros a la luna de te quieros. Que escuches lo desbocado que está mi corazón con tu presencia.
Quiero que sientas cada una de mis caricias, cada paseo de mis manos y mis labios por tu piel. Quiero que se te erice el vello cada vez que te respiro.
Quiero que  entiendas que aún no tienes nombre. Quiero que entiendas que fuiste una creación cuya destinataria soy yo.
Que solo he de encontrarte o de crearte.
Mirada de hielo cargada de pasión sin dueño.

jueves, 31 de marzo de 2011

Ojos verdes

Hoy tengo los ojos más verdes por ti.
Hoy tengo los ojos más verdes por lo que no tengo.
Por lo que he perdido en tan poco tiempo.
Quiero llorar solo de pensar que no recuperaré la confianza y el cariño que nos regalábamos, los gestos que me brindabas sin esperar nada a cambio.
Mis manos entrelazadas con las tuyas.
Tus miradas cargadas de dulzura.
La confianza para dar cariño, para no sentirme incómoda.
¿No quieres que me deshaga cual cera de vela de solo pensar que acabo de perder eso?
Tus labios ya están en otra dimensión para mí. Con tus manos. Con tu piel. Con tus ojos y miradas. Y por supuesto, con tu mente.
Ahora solo me queda asumirlo, quemando mi orgullo, que no te he olvidado, quizás solo por eso. Quizás eres algo más.
Quizás con solo amistad seamos más felices.

martes, 29 de marzo de 2011

Sonríe

Grita. Grita alto. Grita hasta desgarrarte la garganta.
Siente la libertad en el aire que expulsas, en el sonido. Siente que sacas todo lo que te ata. Todo lo que se te clava. Todo lo que te hace daño.
Cierra los ojos, estira los dedos y siente. Siente el aire besar tus yemas. Agitar tu tela. Meterse entre carne y uña. Llevándose tus miedos, preocupaciones y malos pensamientos.


- Sonríe pequeña.
- ¿Por qué he de sonreír?
- Porque puedes.

sábado, 5 de marzo de 2011

Niebla


Corro.

El bosque es espeso, frío y silencioso. Una espesa niebla cubre el suelo y se va volviendo más difusa hasta alcanzar la copa de los árboles.

Sigo corriendo.

No veo donde piso, voy a ciegas. Girando cada tres pasos el cuello hacia atrás para  saber que sigue ahí lo que dejo atrás, pero a cierta distancia empiezo a no ver nada por culpa de la niebla.

Las lágrimas heladas recorren mis pómulos, calientes y rojos de correr. Aprieto los párpados y me doy más prisa, la humedad se me pega a la piel. Los árboles pasan cerca, casi rozándome. Parece que es el bosque el que se mueve y no yo.

Me tropiezo con una raíz, y sin perder el tiempo me levanto, con la rodilla dañada, igual que las manos. Sigo corriendo. No puedo parar, no puedo frenar. No puedo darme la vuelta.

Estás ahí. Sé que estás ahí. No sé si al final o al principio del camino marcado por el bosque. Pero estás ahí.
No sé si voy hacia ti o huyo. Eres quien me hace daño. Quien me hace feliz. Y yo voy alocadamente en esa dirección, sin reflexionar, sin dudar, pisando firme el suelo que no veo, arriesgándome a tropezar, a caer o, incluso, a morir.

Sigo corriendo. Y seguiré corriendo hasta el final del camino, donde mis pies ya no tengan suelo que pisar. Hasta entonces, seguiré huyéndote o buscándote.

La niebla empieza a mojarme.

martes, 22 de febrero de 2011

Buscando el camino

Y una palabra en el viento en mis oídos se hace colar.

Envidia me dicta mi alma y lo he de evitar.
Decepción a los demás dice mi mente y lo he de solventar.
Vacío emocional dice mi corazón y no lo consigo llenar.

Paredes con nudillos.
Tabiques con tobillos.
Pieles con cuchillas.
Dermis con uñas.
Yemas con dientes.

Creo buscar la solución. Y lo único que hago es complicarlo más.
Estupidez máxima. Vida sin sentido que busca su camino.















Idilia

Solo recuerdo una luz en algún lugar,
quizás solo era un bosque,
algún sitio en silencio y paz.
Sólo el sonido del silencio
y como mil años de soledad,
lágrimas que recorrían mi cuerpo,
sin piedad.
Vivía en la más completa y absoluta oscuridad,
solo tenía éstos recuerdos
que en vodka quise ahogar.
Ahora se que te quiero,
que te llevaré a ese lugar,
quiero de esos silencios
contigo disfrutar,
y, si no pido demasiado,
demostrar que te puedo cuidar.


domingo, 13 de febrero de 2011

I'm so.... I'm sorry


Soy tan alegre, que a veces me come la tristeza. 
Soy tan infantil que peco de madura.
Soy tan mala que la bondad me inunda,
Soy tan estúpida de no apreciar tu inteligencia.
Soy tan empática que a veces no sé ni como estás.
Soy tan detallista que no valoro las pequeñas cosas.
Soy tan inexpresiva que sabes como me siento.
Soy tan yo que a veces soy tú.


Y ahora lo siento.
Siento no haber estado contigo cuando estaba a tu lado.
Siento no sonreírte cuando alegrabas mi estado.
Siento no escucharte cuando te oía aconsejarme.
Siento no despedirme ni cuando te daba de lado.
Siento no recompensarte aún sabiendo que te había defraudado. 

Te quiero.

Imágenes de la película 4 3 2 1.

lunes, 31 de enero de 2011

Inspiración de las musas andinas.

Mírame a los ojos, séxame las manos, vérsame los labios.
Cierro los ojos y nariz entre tu cuello y tu hombro, aspiro el helio. Me atonta el aroma que tus poros exhalantes emanan. Saboreo tu dermis plata bajo la luz de Orión y muerdo para exprimir lo que ocultas.
Agárrote para impedir tu huída. Mas cual humo en mis manos te evaporas. Intento fallido de detener la estampida. De sentimientos y tonterías. Cogidos de la mano van siempre y siempre tienen mal final. Lo que bien comienza mal acaba, todos sabemos que es verdad.
Ahora acabó e intento recuperar mi yo. Ahora mi inutilidad perenne se vuelve aguda y contigo multiplican sus efectos. Ahora me refugio en esos buenos momentos. Acaríciame. Relájate. Relájame. Hazme sentir. Mírame a los ojos, séxame las manos, vérsame los labios. Dame de esa droga que respiras. Inspiración de las musas andinas.

miércoles, 26 de enero de 2011

Intento numero x.

Sensación de vacío estacional
hueco en mi corazón, sentimental
late el hueco de mi pecho irracional
A una velocidad ilógica, vertiginal.
Cerrar los ojos y notar el bombeo corneal.

Y gritar,
en medio de un parque para desahogar,
las ganas de huir y de explotar.
Apretando los puños y clavar,
las uñas en las palmas y sangrar
sentir por las muñecas la sangre bajar.

Golpear,
paredes con rabia, pensar
que fría esta la lágrima que acaba de brotar,
en contacto con mi pómulo caliente notar,
buscar el motivo que me hizo actuar,
buscar un remedio para no llorar.

viernes, 21 de enero de 2011

27 de Octubre

Me siento totalmente egoísta tu ahí rayándote, disfrutando de tu aire, y voy yo y te como espacio. Pensando únicamente que quiero que tú estés bien porque así yo estoy bien. Deseando besarte sin pensar en si lo disfrutas, simplemente por el tacto de tu lengua con la mía, sin intentar no respirarte en la boca mientras te beso. Mordiéndote, deseándolo pero sin encontrar el momento justo. No me gusta verte así, no lo niego pero me bloqueo. No sé si te sentará mal. No sé si... yo que sé. El caso es que me siento mal, egoísta, solo quería que lo sepas.

jueves, 13 de enero de 2011

Testamento emocional (Experimento, ya lo haré mejor en un futuro)

                En este momento quisiera exponer mi testamento de emociones, que dejo expreso que sea efectivo cuando haya muerto yo, no mi cuerpo, pues espero que alguien me recuerde tras ese momento. Este testamento es para mis más preciadas emociones.

Quiero dejarte a ti, admiración, lo más admirable que tengo, la gente con talento que me rodea, que me hace sentir el arte por cada poro de mi piel, que me emocionan a cada instante.

                Quiero dejarte a ti, alegría, las sonrisas que provoco, que si no te hicieran falta, no vendrían de más. Mis sonrisas más sinceras, las vuestras.

                Quiero dejarte a ti, amargura, mis tardes agarrada a los barrotes de mi cama, donde mi mente siempre estaba activa y nunca pensaba objetivamente lo que pasaba.

                Quiero dejarte a ti, amistad, los lazos que me unen a ciertas personas fundamentales en mi vida, que me hacen ser como soy, que son capaces de sacarme una sonrisa en los peores momentos y sufrir conmigo sea o no necesario.

                Quiero dejarte a ti, amor, todas mis experiencias fallidas, todas mis lágrimas ahogadas, todos mis besos marchitos. Quiero dejarte mi corazón parcheado, roto, dividido. Mi corazón donado. Quiero dejarte mil textos, Quiero dejarte mis recuerdos, que hacen que sea yo, y no otra en este momento, que me comporte como lo hago. Quiero que me cuides a quien más quise y a quien más me quiso, que siempre estuvieron apoyándome.

                Quiero dejarte a ti, arrepentimiento, mis lágrimas cuando la cabeza se sienta, cuando se da cuenta de los errores, aunque no lo terminen siendo. Todos los golpes a la pared y las ganas de volver atrás en el tiempo.

                Quiero dejarte a ti, celos, esos que despertaron hace poco, mis recuerdos de cuando no existías. Cuando la confianza era la base de mi vida, la base de todo.

                Quiero dejarte a ti, confianza, las miradas cómplices, las cogidas de mano, los abrazos más sentidos, los secretos más duros y las palabras más dolorosas. Quiero dejarte mi vida. Aunque me hiciste perder muchas cosas, por elegir mal.

                Quiero dejarte a ti, culpa, mi mano que siempre iba cogida de la tuya. Mi mente que siempre pensaba en ti, y mi manera ilógica de recordarte.

                Quiero dejarte a ti, dolor, cada vez que algo de mí se rompía, cada vez que me gritaban, cada vez que decepcionaba, cada vez que miraban con desprecio, cada vez que me abandonaban. Quiero dejarte mis nudillos pelados, mi piel rasgada, mi garganta irritada, mis ojos secos, mis latidos más sentidos. Quiero dejarte los recuerdos. Quiero dejarte los desprecios. Quiero dejarte mi alma henchida de dolor.

                Quiero dejarte a ti, esperanza, mis más anhelados sueños, mis metas más difíciles, el recuerdo de los sueños cumplidos, las experiencias ganadas, el brillo en los ojos, las sonrisas desafiantes, los desafíos aceptados. Los proyectos cumplidos y los inacabados. Dejarte mi futuro en tus manos.

                Quiero dejarte a ti, miedo, todas las cosas que no he hecho por mi culpa, los temblores que me has provocado siempre. Dejarte mi mente emborronada por tu paso, mis manos inseguras, mis ojos abiertos y el labio temblando. Quiero dejarte el dolor por desafiarte y el placer de vencerte.
                Quiero dejarte a ti, odio, el amor que es más sano aunque haga más daño. Dejarte mis gritos, dejarte mis enfados y mis borderías.

                Quiero dejarte a ti, orgullo, todo lo que me quité por tu culpa, cuando amarraste al corazón porque se dejaba llevar. Cuando no me dejabas ver y reconocer mis errores. Quiero dejarte un poco de rencor, por lo que me hiciste perder.

                Quiero dejarte a ti, tristeza, la mayor parte de mi vida, quiero regalarte la máscara que me prestabas. Quiero dejarte nuestros momentos a solas, quiero dejarte nuestras lágrimas, quiero dejarte nuestras sonrisas tristes, quiero dejarte lo que tú me diste.  Ahora yo, en agradecimiento, te regalo una sonrisa.

                Quiero dejaros a todos, un buen recuerdo, un buen sabor de boca. Quiero que sepáis que estos son mis sentimientos, que los comparto con vosotros, parte de mi testamento. Quiero que sonriáis si os veis en algún párrafo, y que si estáis ahí es porque os lo habéis ganado.

Firmado, Sarya.

domingo, 2 de enero de 2011

Hoy. Un día más.

Hoy, un día más en el calendario. Hoy, un día más que da dos vueltas al reloj. Hoy, un día más que paso con mi gente. Hoy, un día más que paso sin millones de personas. Hoy solo es hoy. Hoy es un día más.
Un día más donde la misma mierda se acumula, se cambia y se transforma, pero nunca desaparece.  Un día más en el que mis ojos se mantienen secos, mi piel intacta, mis nudillos suaves, mi alma inerte, por inercia, como todo. Qué más da. Qué más da si todo va a seguir igual. Habrá hambre. Esclavitud. Injusticia. Egoísmo. Problemas que nos quiebren la cabeza porque aún sin solución no nos rendimos. Solo es un día más. Todo se repite. Los ladrones seguirán siendo ladrones. Las putas seguirán siendo putas. Los pobres seguirán siendo pobres. Los que no tienen suerte no la podrán recuperar porque nunca la han tenido. Un día más con los pulmones y el corazón ardiendo. Un día más que cerrar los ojos solo es un intento de escapar. 
 No nos engañemos. Siempre habrá la misma mierda. Hasta las personas, mierda, aunque en la mierda se puedan encontrar hasta diamantes. Qué más da ayer que hoy. Qué más da. Solo es un día más. Un día más sin ti. Un día más sin cariño. Un día más. Un día más sin lo único que me hacía sonreír de solo pensarlo. Un día más sin Orión en el firmamento.
Un día más que el mundo me esconde la sonrisa. Un día más.