Sarya

Sarya
Se ha producido un error en este gadget.

lunes, 25 de octubre de 2010

Una sonrisa es un mundo por explorar, decenas de perlas blancas que cambian de color por efectos adversos.
Decenas de perlas blancas que se dejan ver más o menos por las ganas, por la fuerza.
Decenas de perlas blancas que salen a coger aire por tantos motivos.
Curva cóncava de tus labios que hace más feliz mi existencia.
Aunque me autoengañe.
Se lo que significan tus sonrisas.
Tienen algo en común con las mías.
Esas perlas están para dos cosas, esconder los más oscuros secretos y reflejar los más brillantes deseos.
Sonreír felices sabemos todos, la cosa se complica si no lo eres.
¿Quieres llorar? Adelante. Eso sí. Hazlo con una sonrisa en la cara, verás como se te clavan las lágrimas en las mejillas, como puñales.
El poder de una sonrisa. El que tú tienes.
Si mi sonrisa mostrara lo que llevo en el fondo del alma, muchos al verme sonreír.... llorarían conmigo

miércoles, 20 de octubre de 2010

Cheatercheaterbestfriendeater

Música evaporándose desde mi interior por cada poro de mi piel. 
Al ritmo del bombo, que bombea las notas hasta el exterior. 
Mi mandíbula se mueve y canta sin sonido. 
Salto entre el verde campo y cuando me giro ahí estáis todos. 
Sonriéndome. 
Con la misma cara de gilipollas que yo. 
Alzo los brazos al cielo para darle las gracias.
Mi sonrisa llena de dientes solo trata de frenar mi explosión interna para intensificarla, para sentirla toda, hasta la última gota.
Cuando quiera llorar. Sonreiré.
Gracias por estar ahí. En mi pradera.

martes, 19 de octubre de 2010

Miedo

Miedo.
Miedo a escribir, dibujar, en un papel que no es mío.
A escribir mi historia y pintar mi vida.
El pasado se escribe, el futuro se pinta.
¿Sabes lo que se hace con el presente?
Se vive, se siente, se late y se disfruta.
Miedo a la oscuridad, miedo a avanzar un brazo y no palpar ni las sombras de los que un día fuimos. Lágrimas de puro cristal embravecido, no brillan sin luz, he ahí su belleza.
Se quedan ocultos en nuestros recuerdos.
Miedo a caer al vacío, ver la acera de una calle desde una azotea, pensar en el miedo y el placer de caer hasta romperme en el suelo, ver acercarse el suelo a cámara lenta.
Miedo a estirarme y romperme en mil piezas.
Miedo a dañarte.
Miedo a dañarme.
Miedo a hacerte el daño que un día me hicieron.
Miedos.
Miedosa soy.
Miedosa moriré.
Por valiente que sea.

Valiente no es el que no tiene miedo, si no quien sabe afrontarlos.

Storm Mind

Bum, Bum. Sien.
Bam. Bam. Puño.
Bom.Bom. Pecho.
Explosión. Mareo. Cráneo.
Ojos doloridos, párpados pesados, presión craneal.
Nudillos secos, despellejados, pared intacta y desafiante.
Mirada de odio y dolor.
Oportunidades que can, vienen y vendrán.
Grito al cielo clamando respuestas por esta alma confusa.
Latido entre sien y sien.
Kafkiano es mi mundo y quiero salir de él.

Fuck

Fuck. I hate it. I hate all. I hate you. I hate me. FUCK.
My brain want escape. My soul want be free. I want explote.
When I said "give me a shot" I want say "make me free".
Bum. The bom say tic tac and I wait the explosion.. BUM. Please, say BUM.
I scream to the sky. I scream to the hell. God don´t hear me. Satan don't hear me. I feel alone.
I want cry to explote. I want cry to feel. I just feel pain. Wait. Let me feel it.
FUCK. I need something. i need it. My happiness leave me. You leave me. All leave me.
FUCK
¡BUM!

martes, 12 de octubre de 2010

Ilusión de hielo

Cerré los ojos. La ventisca los hacía llorar lágrimas heladas. Moví uno de los pies posándolo con gran esfuerzo en el hielo. Los clavos ya no funcionaban pero con suerte nos acercábamos a la nieve, muy compacta pero algo más blanda.

Fue entonces cuando levanté la vista, y ante mis ojos cegados  se levantaba un muro de hielo. Hielo de tonos arcoíris. Rosas, naranjas, azules, verdes, amarillos, violetas..

Quise quedarme a contemplarlo, cegándome la escasa luz que brillaba en los témpanos, pero el cielo estaba cubierto de nubes que se aproximaban a nuestra posición y el sol iba cayendo a nuestras espaldas y nuestras sombras cada vez avanzaban más que nosotros.

Bordeamos el muro, la pendiente era mortal. Los piolets nos ayudaban, pero nuestro cansancio y estado físico, no. Cada vez el sol se ponía más bajo y más rojo. Bermellón. Solo levanté  la vista del suelo una vez. Por encima del gran muro. La ventisca sonaba entre los recovecos del glaciar. Y allí estaba.
La ciudad de mis sueños, de la paz, de la felicidad, de la naturaleza. Edificios de cal, níveos, culminados con esas cúpulas, doradas, que brillaban con los últimos atisbos de luz solar, y las azules, escasas, estaban ahí solo para llamar la atención, o eso parecían. Solo cambiaba la tonalidad las verdes sombras que se distinguían a lo lejos.

Mi compañero era el único que percibía el paisaje de una manera objetiva. Era el único que veía lo que yo no quería ver. La realidad oculta de mi ciudad idílica. Un castillo del horror y la tortura se alzaba tras esos muros. Oscuras aristas declaraban la guerra al intruso. Mi compañero se frenó en seco, le miré, y él, al ver mi cara de inocente e iluso niño encerrado en mi cuerpo algo mayor, solo supo mirar al suelo y seguir hacia a delante.  Sabiendo de su futuro. Sabiendo del sufrimiento.


domingo, 10 de octubre de 2010

Soy un monstruo


¿En qué monstruo me he convertido?
¿Cuándo me convertí en él?
Por fuera.
Por dentro.
Soy yo. 
Soy otra.
Llámame por mi nombre, o por el que tu quieras, alguna de mis yo contestará.
Me intoxico de mi existencia.
Enveneno.
Sácamelo. 
Enciérralo dentro de mi.
Con llave. Y dámela.

viernes, 8 de octubre de 2010

Huyo una vez más


Huyo.
Huyo dejando atrás todo. Mi pasado, mi presente y mi futuro.
Huyo triste sonriendo.
Huyo dejando. Dejando atrás nada. Dejando atrás todo lo que amé.
Huyo luchando por todo lo que amo.
Huyo con mil sueños brillándome en la cara, pegando patadas a mis pesadillas, a mis ganas de vivir.
Huyo con mi independencia solitaria del alma inconclusa.
Huyo queriéndote como el primer día y odiándote hasta el último.
Huyo sangrando palabras que cuando las escribo se quedan vacías y desahogadas.
Huyo contigo, lejos de ti.
Huyo tras tu estela de errores, esos que tu llamas experiencia.
Huyo secando tus lágrimas con las mías.
Huyo de una realidad que me explota en la cara, aunque ahora aprovecho el impulso.
Huyo por tí, por mí, por todos, por nadie.
Huyo donde nadie sepa quien soy y todos me conozcan, o donde nadie me conozca pero sepan quién soy.
Huyo a mi pequeña utopía.
Huyo a mi pequeño mundo.
Huyo hacia mi libertad, ya que la única existente está en tu mente, hasta que vuelves aquí.
Huyo liberando mis humores.
Huyo liberando mis latidos, ralentizándolos.
Huyo terminando con toda ésta basura.
Huyo huyendo lejos de aquí, de todos, de todo, de mi.
Huyo dejando atrás ésta actual y propia Yo.
Para ti. Te la regalo.. <3

martes, 5 de octubre de 2010

Entre los dientes.

Sonrisas juguetonas. 
Dientes brillantes. 
Palabras que llaman. 
Frases calladas. 
Miradas que comen y que dicen cómeme. 
Lenguas que juguetean con los dientes.
Labios hipnóticos. Labios apretados.
Imán de boca. 
Imán de mirada. 
Imán.
Polos opuestos. 
Bum

Aire

Besos al aire llenos de ternura, con los ojos cerrados y el pie levantado.
Odio que al dulzura que recibo, las caricias y la pasión solo me las de el viento.
Viento que me alza, besa y abraza, que me despeina y alborota el pelo.
Me amarra las muñecas. Me deja volar.
Me hace sonreír a la fuerza, me frena las caídas.
Mi único amor. Mi único amante. El único.
Yo no le amo, mas me dejo amar.

Arlequín de mis sueños.

Arlequín de mis sueños burlón, que te rías de mis deseos y metas. 
Huye de mi mente te lo pido.
 Quiero luchar por lo que quiero, no te quedes, no quiero rendirme.
Pequeño niño danzarín, vete, y deja atrás solo el recuerdo de tu ausencia.

domingo, 3 de octubre de 2010

Aqua.

Experimento propuesto por una amiga. Montar mi propia historia a partir de un vídeo, de un anuncio en este caso.


Aqua. En su selva monzónica particular, solo podía pensar en el amor, en lo que había amado siempre. Cerró los ojos y se dejó recorrer por el rocío. Se dejó besar por las flores.
La niebla lo cubría todo. Ella lo exploró con ojos nuevos. Buscando el alma de alguien que la llamaba como un canto de sirena, la luz y el agua la bañaban por completo. Hipnotizada andaba sin mirar el suelo. Los paisajes la atrapaban. Sentía el agua por todos y cada uno de sus poros, intensamente, bebiéndola.
Llegó a su destino, las voces que oía se fundieron con el romper de las olas. Eran libres. La sonrieron al marchar y con un ligero parpadeo las contestó. Aceptando así que era presa de su ísla.